blog

Las iglesias de Dénia

Las iglesias de Dénia

Dénia cuenta con una oferta cultural extensa en lo que a patrimonio histórico se refiere. Prueba de ello son las numerosas iglesias que se pueden visitar en la ciudad, cada una de ellas con unas peculiaridades y características que las hacen únicas. 

Hace unos días os hablábamos de uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad de Dénia, su castillo. Sin embargo, este no es el único lugar emblemático al que los turistas deben acudir si deciden visitarla, ya que dispone de muchos otros lugares de interés histórico. Ejemplo de ello son las iglesias que se encuentran en la ciudad.

La Iglesia de la Asunción se ubica en el centro histórico de Dénia, en la Plaza de la Constitución. Se alza en el lugar donde se encontraba la antigua Ermita de Sant Roc y data del siglo XVIII. Es de estilo barroco, aunque sufrió daños de gran consideración durante la Guerra de la Independencia y durante la Guerra Civil, por lo que fue reconstruida y remodelada en varias ocasiones. En su interior, destacan especialmente las pinturas al fresco de finales del siglo XVIII.

Por su parte, la Iglesia de San Antonio se emplaza en la Plaza del Convento, llamada así por el Convento de San Antonio, alzado en ese mismo lugar. Fue construida en honor a San Antonio de Padua a finales del siglo XVI y en 1957 se aprobó la creación de un convento de franciscanos. Sufrió enormes daños durante la Guerra de Sucesión, la Guerra del Francés (de Independencia) y la Guerra Civil, obligando su remodelación y perdiendo por el camino parte de su patrimonio inmueble, así como la mayor parte del convento, del que sólo quedan una parte del claustro y la fachada exterior.

La Iglesia de Nuestra Señora de Loreto forma parte del Convento de las Agustinas y es la única parte visitable de éste, al tratarse de una orden de clausura. Fue alzada donde se hallaba la antigua ermita de la “Mare de Déu de Loreto”, en el siglo XVII, durante la etapa de marquesado en Dénia. En 1936 sufrió un gran incendio, por lo que tuvo que ser reconstruida casi en su totalidad. En su interior destaca el altar mayor, con el retablo de la Santísima Sangre. En él descansa la imagen de la patrona de la Dénia, que cada mes de julio sale en procesión para conmemorar su celebración.

Además, se pueden visitar otras parroquias, como la Parroquia de San Miguel Arcángel, la más joven de la ciudad; o la Iglesia Evangélica Bautista La Trinidad, lugar de culto de las más de 500 personas que forman la comunidad protestante en la ciudad de Dénia.

Como podéis ver, el patrimonio histórico de Dénia es amplio y merece la pena visitarlo en cuanto se tenga oportunidad de disfrutar de unas vacaciones en esta magnífica ciudad, alojándose, por supuesto, en uno de los apartamentos de El Conserje.