blog

Pros y contras de Airbnb vs Booking

Pros y contras de Airbnb vs Booking

Para aquellos propietarios que prefieren centrarse en una plataforma para obtener reservas para sus viviendas turísticas, quizás les interesa conocer las ventajas de Airbnb frente a Booking.

Con Airbnb tienes la posibilidad de filtrar y controlar a tus huéspedes, mientras que en Booking no.

Aunque las cosas han cambiado recientemente, Airbnb permite establecer unos requisitos mínimos para que los usuarios realicen sus reservas, incluso las reservas inmediatas.

Por ejemplo, si el usuario no tiene sus documentos oficiales comprobados por Airbnb o no tiene ningún viaje previo realizado a través de la plataforma, puede requerir una aprobación manual y eso da la oportunidad al dueño de realizar un filtrado para minimizar cualquier problema posterior. 

Incluso se puede establecer una comunicación a través de mensajes en la plataforma para aclarar dudas o solicitar al posible huésped que realice las verificaciones correspondientes para mayor certeza del propietario.

Mientras tanto, a través de Booking pueden realizar la reserva cualquier tipo de persona de manera automática.  Hasta que realiza la reserva es posible establecer una comunicación con el futuro huésped.

La ventaja de Booking es que tiene una cantidad de clientes mayor que Airbnb y por eso, por lo general, consigue más reservas.

Airbnb tiene fees más bajos para el propietario que Booking

El modelo de precios de Airbnb beneficia a los propietarios, mientras que Booking se centra más en los huéspedes.

Por lo general, los precios que pagan los huéspedes en Booking serán menores que en Airbnb.  Incluso hay personas que lo saben y acuden a Booking cuando han encontrado una vivienda turística que les interesa en Airbnb para ver si la encuentran a mejor precio.

Claro que la alternativa para el propietarios es aumentar los precios en Booking para que facture algo parecido en ambas plataformas.

Airbnb cobra en el momento de la reserva, mientras que Booking permite los pagos en el establecimiento a su llegada

Un gran punto a favor de Airbnb es que cobra en el momento de la reserva, ya sea el pago completo o en plazos, y que envía el pago al propietario al día siguiente de la llegada del huésped, siempre que no haya habido algún problema.

En Booking el pago se puede realizar incluso en el momento de la llegada a la vivienda turística y hacerse por tarjeta o en efectivo. Esto puede ser un problema, porque hay personas que solo quieren la reserva para poder realizar sus trámites migratorios, aunque finalmente se vayan a quedar en otro lugar.  Una vez que han obtenido su objetivo, pueden cancelar la reserva o simplemente no presentarse y así dejan un hueco al propietario que muchas veces es imposible cubrir.

Otro punto de Booking es que realiza un pago al final del mes, con lo que la liquidez de los pagos de esta plataforma es menor.