blog

Ahorra fácilmente en la factura de la luz en tu vivienda turística

Ahorra fácilmente en la factura de la luz en tu vivienda turística

Hay pequeños cambios que puedes implementar sin necesidad de incurrir en grandes gastos u obras complejas para ahorrar en electricidad en tu vivienda turística.  ¡Lee este artículo para que puedas llevarlos a cabo en tu casa!

 allá de que nuestro bolsillo se resiente con el gasto creciente en electricidad, cuando tenemos una vivienda turística debemos de combinar esta preocupación con la de brindar el mayor confort a nuestros huéspedes y con intentar que todos, tanto ellos como nosotros, intentemos tener un consumo energético responsable.

Lo que es verdad es que hay huéspedes quienes quieren iluminar las viviendas para comprobar que todas las luces funcionan o que tienen que ducharse 5 veces al día y estar en camiseta, aunque estemos en invierno. Para estos casos lo normal es establecer una serie de controladores domóticos que pueden ayudar a regular el consumo o conseguir aislantes que ayuden a mantener una temperatura aceptable.  Sin embargo, son opciones o caras o complejas.

Aquí te damos varias alternativas para ahorrar fácilmente en la factura de la luz en tu vivienda turística:

1. Reemplaza las bombillas tradicionales por nuevas de bajo consumo. 

Las lámparas halógenas necesitan 10 veces más electricidad que las bombillas led, que son más caras, pero que a la larga se amortizan por su larga vida útil.

2. Colocar cortinas y alfombras

Colocar cortinas en ventanas y alfombras en el suelo puede ahorrar hasta el 25% de la factura en calefacción, además que tienen un efecto decorativo que ayuda a mejorar el aspecto de tu vivienda y así obtener mejores reviews.  Otra ventaja es que no tienen que ser las más caras, sino unas que puedan resultar útiles por su espesor y amortiguación.

Otra gran ventaja es que puedes retirarlas cuando pase la temporada fría y así reducir el tiempo requerido de limpieza y la electricidad utilizada en la aspiradora.

3. Desenchufar los electrodomésticos por completo.

No basta con apagar los aparatos cuando no haya huéspedes, sino que hace falta desenchufarlos por completo. Aunque sea en modo "Suspensión" los dispositivos siguen consumiendo energía innecesariamente.

4. Apagar las luces

Hay algunas personas preocupadas por las posibles consecuencias de dejar las luces apagadas en sus casas turísticas, sobre todo por el miedo de que alguien las "okupe".  En ese caso, lo más recomendable es tener una alarma, porque las luces encendidas pueden desconcertar a ladrones aficionados, pero no a los profesionales y contra éstos nada como un sistema de protección en condiciones.

5. Hacer la limpieza con agua fría

Puede resultar algo superficial, pero cuando se tiene un piso amplio y se requiere realizar limpieza muy seguido, el consumo energético en agua fría puede ser relevante, así que utilizando agua fría es posible reducirlo de manera significativa.

6. Bajar la temperatura del calentador del agua

Por lo general, la temperatura indicada por los fabricantes para calentar el agua es superior a la que realmente se requiere.  De tal manera, que se utiliza el agua fría para templarla y así poder utilizarla en la ducha o en los quehaceres cotidianos, lo que resulta un contrasentido.  Por esto, es mejor tener una temperatura media para que sea utilizada tal cual sale del grifo.  Si se requiere calentarla más para usarlo en la cocina, siempre pueden usar el microondas o los quemadores para ponerla al punto de temperatura que se requiera.


¿Tienes otras recomendaciones para ahorrar electricidad en tu vivienda turística? ¡Compártelos con nosotros en los comentarios!