blog

¿Cómo evitar huéspedes molestos en tu vivienda turística? 2 de 2

¿Cómo evitar huéspedes molestos en tu vivienda turística? 2 de 2

Segunda y última entrega con consejos para evitar huéspedes molestos en tu vivienda turística.

La primera entrega puedes consultarla aquí.

Hay que tener en cuenta que en la actualidad cerca del 40% de las reservas en viviendas turísticas se realizan por usuarios que usan por primera vez distintas plataformas.

De esta manera, no es de extrañar que haya muchos que no sepan utilizarla y que valoran cuando hay una persona que se muestre dispuesto a ayudarlas.

En la primera entrega indicamos que si un perfil no está completo habría que tener cierta reticencia con el usuario, llegando incluso a cancelar una reserva si se niega a poner su foto.

Sin embargo, hay ocasiones en que la gente no completa su perfil, bien porque no tiene tiempo o porque pensaba que ya lo había hecho. 

Aquí la comunicación es fundamental. Si se le indica amablemente que tiene que indicar sus datos y la persona responde favorablemente, con casi toda seguridad se tratará de un buen huésped.

Otra manera de conocer más sobre el huésped es preguntando sobre su estadía, sin ser entrometidos.  Si tienen muy claros sus objetivos y no tienen inconveniente en compartirlos (visitar tal o cual lugar, quedar con amigos, etc.) hay muchas probabilidades de que se trate de buenos huéspedes.

Qué evitar de un mal huésped

Si un huésped quiere una rebaja en el precio, salvo que sea algo razonable, lo mejor es descartarlo, porque probablemente se trate de una persona que vaya a seguir pidiendo cosas gratis o mayores descuentos una vez que esté en la casa.

Si un huésped hace muchas preguntas, algunas de obvia respuesta, quizás se trate de personas extremadamente quisquillosas y con altas probabilidades de quejarse por detalles.  

Si un huésped pide que se haga una excepción a las reglas de la casa (número de huéspedes, visitas, fiestas, fumar, etc.) pueden pasar dos cosas: que sea una persona con buenas intenciones y que pida permiso en cosas razonables, o que esté poniendo a prueba al propietario de la vivienda.


Seguramente que hay más recomendaciones, así que si quieres compartirlas puedes dejarnos un comentario y estaremos encantados de compartir experiencias.